News
Loading...

[QUE HA SIDO DE TU VIDA]: ENTREVISTA AL EXJUGADOR ÁNGEL 'EL LOQUITO' APOLONI


[QUE HA SIDO DE TU VIDA]: ENTREVISTA AL EXJUGADOR ÁNGEL 'EL LOQUITO' APOLONI




Dicen que para crear cosas y atreverse a hacerlas, siempre hay que tener un grado de desequilibrio, y si es positivo, es mucho mejor. Así es como se puede empezar una entrevista con uno de las personas más queridas en el balompié ancashino. La tercera edición del ¿qué ha sido de tu vida? Es nada menos que con Ángel Apoloni Llanos.



El ‘Loco’, como se le conoce popularmente, o ‘El Bala’, tal y como le decían en su juventud, no dudó en contarnos algunos de los detalles más particulares de su vida. Una acogedora casa en la Ciudad del Eterno Sol fue el lugar perfecto para compartir gratos momentos con el campeón de la Copa Perú 2005 con la camiseta de José Gálvez FBC.


¿Ángel, gracias por recibirnos?

-De nada. Estoy encantado de conversar con ustedes.


¿Cómo te trata la vida, ahora que ya no eres futbolista?

-“Ya con mi familia, algunas empresas me abrieron las puertas para trabajar en todo lo relacionado a la construcción de pistas y otras obras. Aprendí mucho y ahora formo parte de la Municipalidad Distrital de Comandante Noel, donde su alcalde me brindó una oportunidad siendo asistente en el Área Urbana, siguiendo de cerca temas relacionados a la adjudicación de terrenos. Estoy contento con mi nueva faceta”.


Pero, me cuentan que tras tu despedida como futbolista, también tuviste experiencia como DT. Cuéntanos sobre eso.

-“Así es. Ya cuando empecé a trabajar en Casma, tuve la oportunidad de hacerme cargo de Deportivo San Martín de La Parada. Empecé bien, pero la exigencia familiar me obligaba a dedicar buen tiempo al aspecto laboral, y dándome cuenta en el fútbol, y más como DT, uno tiene que apostar muchas horas, opté por dar un paso al costado. Gracias a Dios, la vida y la buena voluntad familiar y de personas como el señor Luis Comesaña, quien trabaja en los Estados Unidos, se pudo fundar el club Moro FC, donde tuve la oportunidad de también dirigir”.


Ya que mencionaste Moro, dime ¿saliste realmente de San Cristóbal, es decir ahí debutaste oficialmente?

-“En Moro, el equipo que es más conocido es San Cristóbal, pero había también el Deportivo Paderones. Es verdad que yo formé parte de San Cristóbal, pues salía en las fotos, pero nunca jugaba, y creo que por eso muchos pensaban que era la mascota (risas). Recién, cuando tenía 16 años, el señor el ‘Guayo’ hizo todos los movimientos y me hizo debutar en la Copa Perú, enfrentando a un equipo de Coishco, en el estadio Copes. Creo que esa experiencia me marcó, pues jugar un certamen así te permite descubrir las cosas que te puede preparar el fútbol, es decir por la emoción y a todo lo que te expones”.


Cuando visité Moro, me enteré que tuviste un paso por la ‘U’.



-“Ah, claro. Fue una etapa muy linda. Cuando era juvenil nunca tuve la oportunidad de salir de Moro. El profesor Fernando Cuéllar, ahora ya finadito él, tenía su esposa que era de Moro, y como siempre visitaban nuestra ciudad, se dio tiempo para ver algunos jugadores, a quienes llevó a Lima para pasar algunas pruebas en las Divisiones Menores. Lamentablemente, debido a la salida de Cuéllar del club crema (llegó
Sergio Markarián), mis escasos recursos económicos y el poco apoyo deportivo hacia mí, tuve que dejar la capital y regresarme a mi tierra. Solo unos años después tuve la oportunidad de estar en otro club histórico, en este caso Unión Huaral (2003)”.


Ahora que mencionas a Unión Huaral, muchos recuerdan que en 2003 saliste en un especial periodístico junto al uruguayo Martínez, un verdadero loco en el fútbol. Dime, ¿es verdad que él te bautizó con el cabello teñido?

-“Atravesé una época de prueba. Felizmente, y creo que eso se debe a mi carácter positivo (risas), rápidamente hice amistad con Mauricio Martínez. El hombre me pintó el cabello, pero de manera excitante, porque solo me hizo rayitos. El hecho de pintarme todo el pelo fue cuando en un Cuadrangular Internacional (jugaron Unión Huaral, Sport Boys, Alianza Lima y Peñarol de Uruguay), me quedé sorprendido al ver a los futbolistas uruguayos, quienes eran grandotes, aunque más me sorprendió el tener muy cerca de mí a Bengoechea. Martínez, al ver mi comportamiento, entre broma y broma, me pintó toda la cabeza. Luego regresé (a Áncash) y me quedé con ese estilo, que creo me traería esa suerte que llegaría temporadas más tarde”.


Te refieres a esa suerte de ganar la Copa Perú 2005 con Gálvez, aquel equipo que sufrió un año antes a manos de Sport Áncash.

-“Claro. En 2004 teníamos un gran equipo, pero nos eliminó el otro candidato a ganar la Copa Perú. Ya en 2005 empecé desde cero con Gálvez, teniendo presente que ese año tenía que ascender al fútbol profesional de todas maneras. Por increíble que parezca, ese año, teniendo la presidencia del señor Arturo Torres Calderón Zárate, el plantel empezó con solo 10 jugadores, incluyendo esa legión de trujillanos (Zamorano, Merino, Gonzáles, etc.). Ya conforme avanzamos en la Copa, nos fuimos armando y logrando consolidar un grupo que logró el título y el ascenso al fútbol profesional”.


Recuerdas con nostalgia esa Copa Perú 2005, lo digo porque se nota en tus ojos.



-“Claro. Ese año me lesioné inesperadamente y demoré mucho en recuperarme. Pese a ello, pude ser paciente y logré tener la oportunidad de volver al equipo titular, teniendo que superar el reto de luchar, ya en la Etapa Nacional, por retener el puesto de marcador derecho con Juan de la Haza, quien llegaba del Huallaga FBC. Felizmente pude estar en la Semifinal y en la Final, ganando la Copa Perú en Chimbote y en el estadio Manuel Gómez Arellano. Ese mes de diciembre de 2005 es inolvidable, toda esa alegría que sentí yo, el equipo y, por supuesto, Chimbote”.


Gálvez te trajo buenos momentos, pero también estuvieron esos tristes pasajes, como lo que ocurrió en 2006.

-“Sí. Esos malos momentos, pese a que en un inicio fueron muy trágicos para mí, aprendí, con el tiempo, a asimilarlos y a sacarle el mayor provecho, porque la experiencia se adquiere tanto de lo bueno como de lo malo. Recuerdo que tras la Copa Perú 2005, estuvimos a la espera de la lista de aquellos jugadores campeones que se quedaría para el fútbol profesional. Finalmente me quedé en el plantel, pero antes de la Copa El Gráfico, el señor Norman Luna me comunicó, en la concentración en el Hotel Buenos Aires, que el profesor José Ramírez Cubas me había separado del plantel, incluyendo en su decisión a Giancarlo Casas. Me sentí mal, pues no creí merecerlo. En ese triste momento, me acuerdo que Erick Torres se me acercó y me dijo que no tenía por qué amilanarme y que debía recomponerme, y así tomé la decisión de hacerlo, pues el mensaje vino de alguien que era todo un ganador”.


Es decir que tu relación con Ramírez Cubas no fue muy buena.

-“Creo que eso se vio desde la Copa Perú, pero yo seguí trabajando por mi camiseta y por la gente que confió en mí. Siempre me acuerdo que estuve sentado en el partido ante Atlético Minero, que se jugó en Chimbote. Estábamos eliminados en un momento, pero ingresé y, con un grupo corajudo, pudimos dar vuelta a la situación. Me acuerdo que jugué como nunca y corrí hasta más no poder. Pese a mi buena actuación, el profesor no me dijo alguna palabra relacionada a las felicitaciones (risas). Pero, bueno, esas cosas que pasaron y punto”.


¿Ese mismo año regresaste, pero qué pasó en poco tiempo?



-“Ante la salida del profesor Ramírez Cubas, llegó José Horacio Basualdo. Él me dio la oportunidad de regresar a Gálvez y me consideró en varios partidos, por lo menos dentro de las nóminas aptas para jugar en el Torneo Descentralizado. Lamentablemente el DT tuvo que irse y llegó Teddy Cardama, con quien no tuve la opción de retornar debido a una irresponsabilidad mía, como la de no presentarme en el primer entrenamiento porque antes de eso no observé mi nombre en la lista de los que se quedarían para la segunda parte de la temporada, cosa que en realidad no era así, ya que el nuevo (orientador) quería vernos a todos antes de tomar una decisión”.


De todas tus anécdotas, cuenta una buena, pero buena…



-“(Risas) Tengo varias, hermano, un montón, muchas de ellas con mis mejores amigos, es decir con el ‘Flaco’ Falconí y el ‘Chani’ Cerna. En 2005, cuando campeonamos en la Copa Perú, el presidente Alejandro Toledo nos invitó a Palacio de Gobierno. Pensábamos que nos mandaría el Avión Presidencial, pero nos envió el transporte de carga. Al ver que viajaría con nosotros el Monseñor Luis Bambarén, al toque nos pegamos a él, como pensando que era más seguro para nuestras vidas, porque era un servidor de Dios”.


¿De todos tus orientadores, con quién te quedas?

-“Rescaté siempre lo mejor de cada uno. Por ejemplo, de ‘El Seis’ Rubiños aprendí el ser conchudo para jugar. De Bernales, la agresividad de ser defensor. De Ramírez Cubas, el trabajo táctico. De Basualdo, el fútbol moderno. Creo que todos me gustaron, sobre todo quienes supieron llegar al jugador”.


¿De lo chimbotanos que hoy están en Gálvez, cuál te parece mejor?



-“Me la pones difícil. Creo que el chico Encinas está dando mucho de qué hablar. Obeso es uno de los que debe despegar este año. Pero, considero que Medina es quien debe demostrar que está para recuperar su verdadero nivel y ser el mejor de José Gálvez”.


‘Loco’, te agradezco mucho. Tienes algo más qué comentarnos.

-“Si me dejas seguir hablando, nos quedamos hasta mañana (risas). Solo agradecer a quienes siempre me apoyaron, siendo uno de ellos el señor ‘Papi’ Ostolaza. Le mando un mensaje al ‘Chani’, que me espere en su casa, pues últimamente no sé nada de él (risas). Gracias”.


Así termina una amena charla con el ‘Loco’ Apoloni, quien nos acompañó hasta el paradero de Casma, con una cara que mostraba la emoción y la nostalgia, pero que no oculta esa picardía que quienes lo conocen no olvidarán fácilmente.


FICHA TÉCNICA

NOMBRE: Ángel Daniel Apoloni Llanos.
FECHA DE NAC.: 26 de noviembre de 1976.
LUGAR DE NAC.: Moro (Áncash).
PADRE: Ángel Apoloni Meriz.
MADRE: Violeta Llanos Kisijara.
HERMANOS: Óscar y Jessica.
ESPOSA: Tina Rengifo Córdova.
HIJA: Arantxa Aitana Apoloni Rengifo.



TRAYECTORIA DEPORTIVA

En su carrera futbolística, Ángel Apoloni Llanos defendió las camisetas de Deportivo Paderones (Moro), San Cristóbal (Moro), Estudiantil de Miraflores, Unión Juventud (Chimbote), Universitario de Deportes (Divisiones Menores), Juventud Indoamérica (Casma), Unión Huaral,José Gálvez FBC (Chimbote), etc.


Fuente: DiariolaIndustria
Share on Google Plus

About Jorge Alexander Chávez Espinoza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

2 Comentarios :

Porfavor sea educado y específico en sus comentarios.
JGracias.