News
Loading...

RAMÓN DE LA CRUZ: "CHIMBOTE ES JOSÉ GÁLVEZ"


Chimbote es José Gálvez por Ramón de la Cruz.

Dice la letra de una canción, la más popular para nosotros Chimbotanos: “En música los Rumbaney, en voley la selección, en fútbol el José Gálvez, José Gálvez es campeón”. Es una de las estrofas del “segundo Himno de Chimbote”, aquella que constituye el coro que repetimos con orgullo los “pata salada”, esta hermosa melodía de Daniel Cortez Belepú.

Muchos Chimbotanos hemos llorado, otros embriagado y hasta agarrado a trompadas en algún momento, por defender con orgullo al equipo de nuestros amores y muchos también hemos llorado las tantas veces que el equipo de la franja ha descendido (como decimos “ha bajado el Gálvez otra vez”), y en verdad que han sido varias veces, sin temor a equivocarme es el equipo del fútbol peruano que más veces ha pasado por esa situación.

Vivimos una sociedad futbolizada, donde este deporte es el que mueve multitudes y pasiones y el pueblo Chimbotano a decir verdad en su gran mayoría es galvista; equipo que ha caído en desgracia por así decirlo, ya que otra vez está viviendo una situación de crisis y ahora se encuentra en un desgobierno total, acéfalo, sin dirigentes que den la cara o respondan por su situación; esperamos un informe administrativo-económico y deportivo.

Es una lástima, ya que es un equipo que tiene más de 60 años de existencia, toda vez que fue fundado el 27 de octubre de 1951 como Manuel Rivera, nombre de uno de los grandes deportistas de la ciudad de Chimbote que destacó en el fútbol profesional y en la selección nacional, el que no haya podido a lo largo del tiempo crear una organización sólida, con un patrimonio que le permita formalizar su institución y que hoy esté en esta situación. Es que Gálvez ¿sólo es sentimiento?, ¿sólo es una emoción? y entonces ¿Qué de la institución? léase: que de “el club”. A lo largo de su historia éste equipo vivido constantemente bajo la sombra de un mecenas, benefactor, padrino o como quiera llamársele, así tenemos a Isaac Fulock en la década del 70, a Héctor Pérez, Siderperú y Arturo Torres, Felipe Chu y últimamente a Augusto Sipion. No menciono a propósito a otros dirigentes que tuvo últimamente el equipo, ya que ellos de alguna forma fueron la cara visible de un tema político que se pretendió interiorizar en algún momento en el club, y como siempre he dicho la relación político - deporte es aprovechamiento y es malo; en cambio la relación deportista - política si es buena. Todos ellos pasaron por el equipo sin dejar institución, es decir no formalizaron el CLUB, para que se autosostenga o autofinancie en el tiempo ya que dichos mecenas se cansan de meter la mano al bolsillo o estar picando a los empresarios Chimbotanos. Me cuentan por ahí que don Guzmán Aguirre, también realizó un apoyo importante a la institución.

Hoy en día el José Gálvez, como digo líneas arriba, no tiene patrimonio que mostrar, por ejemplo una sede institucional (oficina), un lugar de entrenamiento, un lugar de esparcimiento; el que tiene se encuentra en un trámite legal-laboral en el ministerio de trabajo, por una deuda a un ex trabajador; es que todo ello obedece a la informalidad y siempre se pensó que era un equipo de barrio y que subió muchas veces a la profesional.
Cuántos jóvenes me contaba un amigo, tuvieron como un sueño el poder jugar en el Gálvez, como una ilusión, que algunos la hicieron realidad y por ahí se mostraron al fútbol profesional nacional, que bonito sería que así fuera hoy en día y poder así identificar tanto talento que se pierde en al anonimato por la falta de oportunidad, de una vitrina que los pueda mostrar.

Como podemos ver, la forma de administrar o de gestionar en el José Gálvez siempre fue el mismo el “picar” a los amigos o simpatizantes, empresarios exitosos, pero como es sabido ello no es sostenible en el tiempo; pero también ha habido una mala administración, ya que en algún momento por el tema de la televisión, los derecho de transmisión, los sponsors (patrocinadores), han generado grandes ingresos que no han sido manejados al parecer con acierto.

Es tiempo de cambio en el modelo de gestión y debemos adecuarnos a los tiempos actuales, es que no hay nada que descubrir; veamos como ejemplo otros Clubes, de otros países, como en Chile, Argentina, Brasil o en Europa y éstos viven del aporte de sus socios, quienes desde luego le dan vida al su equipo y tienen copadas sus tribunas todo el año. Debe la junta directiva que asuma propender a ello y hacer de José Gálvez una institución sólida, seria y responsable, donde el socio, sienta que su equipo también le retribuye algo por ejemplo: asistencia a los encuentros, un lugar de esparcimiento, una sede institucional, un campo de entrenamiento, souvenirs, beneficios entre los asociados por el solo hecho de acreditarse como tal; muchas cosas se pueden hacer, sólo hace falta que se tome la iniciativa de cambiar el modelo de gestión y que las personas que estén al frente del club, sean probas y serias. La otra opción, y que no es nada bueno que así sea, es pues, esperar que algunos dineros de la corrupción que vivió Áncash ingresen al fútbol chimbotano a ello habría que recordarles esta frase: “El fútbol es el deporte más lindo y sano que existe en el mundo. Eso no le quepa la menor duda a nadie. Porque se equivoque uno no tiene que pagar el fútbol. Yo me equivoqué y pagué. La pelota no se mancha.” Diego Maradona.

Fuente: Diario Local

Share on Google Plus

About GALVISTA VIVIDOR

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Porfavor sea educado y específico en sus comentarios.
JGracias.